Receta de yogur con compota de manzana y frutos secos

Como sabrás, a muchas personas con Párkinson nos sucede que las proteínas, o incluso la comida en general, interfieren con la medicación de manera significativa. Por eso, si a ti te sucede, es probable que a menudo te lo pienses dos veces antes de comer un snack a media mañana o a media tarde, sobre todo si tienes responsabilidades o planes con los que cumplir.

Tampoco nos van bien los postres pesados ni muy azucarados, e incluso la fruta cruda puede darnos serios problemas digestivos si la tomamos de postre (al tomarla al final de la comida, fermenta y genera gases e hinchazón mientras dura la digestión).

Sabiendo todo esto, hemos buscado opciones de tentempié que puedas comer durante el día sin tantas reservas, así que hoy te traemos una receta muy sencilla que es de mis favoritas: yogur con compota de manzana y frutos secos.

Eso sí: ten en cuenta que te propongo una cantidad moderada (un vasito tamaño yogur), ya que, aunque se trata de una receta ligera, al fin y al cabo tanto el yogur como los frutos secos incorporan proteínas.

La receta original es de Soy Como Como.

Ingredientes para la receta de yogur con compota y frutos secos

  • 1-2 manzanas (dependiendo del tamaño)
  • 1 yogur de leche entera (si es de cabra es más digestivo)
  • Frutos secos al gusto: nueces, avellanas, almendras, anacardos…
  • Agua
  • Canela Ceylán

Preparación de la receta de yogur con compota y frutos secos

Preparamos la compota de manzana. Pela y trocea la manzana, ponla en una sartén y cúbrela de agua. Lleva a ebullición, tapa la sartén y hierve la manzana durante 4 minutos. Luego cuela la manzana, ponla en el vaso de la batidora y añade una pizca de canela Ceylán. Tritúralo todo hasta que quede una textura cremosa, sin trozos.

En un vaso de vidrio, pon tu yogur (que puede ser comprado o casero) y encima la compota de manzana. Pasa un pequeño puñadito de frutos secos de tu elección por la picadora o el molinillo hasta obtener trocitos pequeños. Añade los frutos secos como topping y ya lo tienes.

Qué nutrientes lleva esta receta de yogur con compota y frutos secos

Compota de manzanaLa compota de manzana es muy digestiva y se recomienda en personas con dificultades digestivas o problemas de estreñimiento, así como en personas que necesitan abrir el apetito. Además, tiene la ventaja de conservar todas las propiedades de la manzana cruda. También aporta antioxidantes, flavonoides y vitaminas.
Yogur de cabraEl yogur en general favorece la regeneración y crecimiento de la flora intestinal, contribuyendo a una mejor evacuación y absorción de nutrientes. El yogur de cabra en concreto es más digestivo porque incorpora menos cantidad de Alpha-S1-caseína, una proteína que puede ser alérgena. También aporta más calcio que el yogur de vaca, incluye ácidos grasos esenciales, su grasa es más fácil de digerir y es significativo su aporte en vitamina B5 y biotina.
Frutos secosLos frutos secos en general son una magnífica fuente de proteína vegetal y de grasas buenas (Omega 3 y 6), que son esenciales para el buen funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso. Cada fruto seco tiene su aporte particular de vitaminas y minerales.

Con este snack tan sencillo y apañado ya podrás picotear un poco más tranquila si te entra el gusanillo a media tarde. ¡Esperamos que te guste!

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *