Seguir adelante

Soy Lorena y tengo 42 años. Me diagnosticaron párkinson hace tres años y medio. Comencé hace años con temblor en las manos. Temblor que se hacía presente en momentos de tensión y que supuso un largo recorrido.

Pasé por varias especialidades médicas, incluyendo la psiquiatría porque me decían que era ansiedad y depresión. Pero yo sabía que había algo más. La psiquiatra reafirmó que era neurológico.

Fue difícil escuchar el diagnóstico, sobre todo por la falta de empatía de algunos médicos y otros profesionales de la salud, como el personal que los asiste y algunas instituciones que no reconocen la discapacidad que provoca.

Quiero mencionar que, aunque pocos, también he encontrado médicos con empatía.

Cuando leo que hay más mujeres como yo, que viven situaciones parecidas y que son resilientes, me motiva a seguir. Hoy   he aprendido, y seguiré aprendiendo, a vivir con párkinson y no a luchar en contra.

Les saludo desde Ciudad Victoria, Tamaulipas, México.

Les comparto un hermoso amanecer en la playa, Barra del Tordo, en el municipio de Aldama, Tamaulipas.

Cada amanecer es una oportunidad para aprender de nosotras, el párkinson y empezar de nuevo.

Lorena

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *